Transformación

Es inevitable. Se presiente, se huele, se anuncia en mensajes sutiles y persistentes: un cartel en la calle, una palabra escuchada al azar, una propaganda, un “pedacito de canción!” que sale por el auto en movimiento mientras esperas para cruzar la calle, un párrafo de libro abierto por acaso; por momentos parece un “conjuro” y cuando “se cae de maduro” , te das cuenta que por ahí va ese algo que ya no es evitable. Pequeños cambios casi silenciosos dan origen a avalanchas. La naturaleza nos revela tanto … En el otoño las hojas se desprenden de los árboles o…

en el Bosque

Se asoma el aroma del otoño, es sutil … con un sordo placer se desperezan lentamente los espacios de mi cuerpo que laten en mi corazón. Hay una “cierta atmósfera” diferente que se revela … silenciosa, intensa. Los rayos de sol comienzan a ensayar caricias menos ardientes, con pausas que erizan mis poros desnudos … sí, viento, tú también me cuentas que el bosque me espera … Olfateo el aire, lo respiro cerrando los ojos Percibo que el olor del agua-tierra-hojas-troncos-pasto-lluvia me inunda y se hacen rondas en mi cuerpo que guiñan sus torbellinos a mis pies. Por momentos la…

en Blanco y Negro

Hay días que no tengo ganas del color, es como si de repente mirase el alrededor con cierto hastío como quien se maquilla todos los días y para toda ocasión de la misma manera. No, no es aburrimiento. Es darle espacio a la sensación silenciosa que va llegando día a día y se instala como una presencia insistente, callada. Es entonces, en ese día, que me revoluciono: abro nuevos espacios, ando otros caminos, limpio mi hogar. Ahí empieza la paleta de colores a mostrar las pelusas que estaban escondidas atrás del ropero, las bananas que se habían caído (quien sabe…